martes, 25 de septiembre de 2007

1004. Caminaba de pared a pared con paso tenaz, inquieto, con las manos en la espalda, la cabeza hacía delante, inmerso en sus pensamientos, sin...


6. El 24/01/1966 empecé a trabajar en CASA

El mes de octubre estaba bastante avanzado. La mañana que tenía que hacer el examen, para intentar ingresar en C. A. S. A., de Auxiliar Administrativo, me desperté muy temprano, al reflejo de las primeras luces y por las ranuras de la contraventana de hierro veía las ramas de los árboles al fondo del patio.
Allí, ocultos, estaban aquella madrugada, unos pájaros invisibles que repetían varias veces, con exactitud y con radiante felicidad unos trinos deliciosos.
Recuerdo que fui andando por el paseo que va desde la Base Aérea hasta la Estación.
En la portería de la fábrica me reuní con un grupo de chicos de aproximadamente mi edad.
La espera no se prolongó excesivamente. No eran todavía las diez, cuando un señor muy serio, con bigote, con pinta de militar, nos fue preguntando nuestros nombres. Una vez que comprobó que estábamos todos, nos dijo que le siguiéramos hasta la Escuela de Aprendices, que era donde se iba a realizar el examen. Más tarde me contaron que este hombre se llamaba Obra de Haro.
Entramos en silencio y nos sentamos en las mesas que estaban preparadas.
El señor Morales, Jefe de Personal, que fue el encargado de hacernos el examen, ya estaba allí. Caminaba de pared a pared con paso tenaz, inquieto, con las manos en la espalda, la cabeza hacía delante, inmerso en sus pensamientos, sin molestarse en mirarnos ni hacer el más mínimo gesto que indicase que se había percatado de nuestra presencia.
Una vez que terminamos nos entregaron, en Caja, un sobre de papel con unas pocas pesetas, no recuerdo cuantas, como compensación o pago de las horas que habíamos pasado en la Factoría. Nos dijeron que el que hubiera aprobado le llamarían a su casa.
Cuando salimos del examen algunos nos quedamos a tomar una cerveza, solamente una, en Casa Juan, que era un bar muy conocido y centro de reunión de los trabajadores de la zona. Hoy es un caserón en ruinas.
Mi intención era pagar mi botellín, pero he aquí que uno de mis compañeros, Bejarano, con un gesto que me pareció esplendido, se adelantó y pagó toda la ronda.
Bejarano entró a trabajar en la Sección de Mano de Obra, con Eduardo Sánchez Navas (El Cicuta).
El regreso hasta nuestros domicilios, a Getafe, lo hicimos andando, hablando del examen y valorando las posibilidades que teníamos de aprobar.
La realidad de aquel día está tan cercana aún, tan rica en mis recuerdos…

El 24/01/1966 empecé a trabajar en C. A. S. A.
Bajé a la Fábrica andando, como el día del examen. Yo vivía con mis padres en una casa alquilada en la calle San Martín de la Vega.
Entré en el Departamento de Contabilidad, siendo mi primer jefe Vicente Vegas Martín.
Recuerdo todavía, como si fuera ayer, los nombres de algunos de mis compañeros: Vicente Abril, Francisco Montero, Enrique Arroyo, Telesforo Cortés, Antonio Obra, Esteban Sanz, Salvador Martín, Leoncio García Yllana, Venancio Ovejero, Leopoldo Rodríguez, Adalberto Arroyo…
Algunas de las vivencias más importantes que tuve aquel día me resultaron muy enriquecedoras; si bien es cierto que con el paso del tiempo y después de más de cuarenta años, han quedado difuminadas en mi memoria.

Javier Tornero Pingarrón (Tornero
), realizó un tiempo de 3.54.9 en la prueba de 1.500 metros, el 05/07/1980 en Vallehermoso.
Su mejor registro en 800 metros es de 1.54.6, que hizo el 10/06/1982 en el INEF. Esta marca solamente fue superada por su compañero Mañero que hizo 1.51.1 el 15/05/1975 en Orcasitas.
ENLACES:

940. Tuvo que pasar algún tiempo hasta que descubrí que aquel cronómetro de 1964, no funcionaba bien cuando se corría con él en la mano y se movían...

772. Lo veía y no podía creerlo, el cronómetro se había parado en 10 segundos y 6 décimas. El record de España, que tenía José Luis Sánchez Paraíso...

645. Nos alojamos en un Hostal del centro, y en la primera ocasión que tuve convencí a mi tío y a mi primo para que me acompañaran a la Relojería.

551. Dejé, encima de la cama, la maleta de madera, que cuatro años antes me había hecho el carpintero de mi pueblo, para viajar a Barcelona.

430. Eran las siete de la mañana, del día dos de septiembre del año 1965, cuando mi padre y yo caminábamos en silencio por la calle Barón del Solar.

10 comentarios:

  1. Hola Blas, que jovencito en la foto.
    Bueno creo que por visitas al blog no te quejarás (101.058) y lo creaste hace nueve meses he visto que has recuperado algún articulo que el otro día no conseguía ver, espero seguir participando en algunos momentos me es imposible.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Javier, ya van apareciendo algunas de las fotografías que yo pensaba que ya no existían; efectivamente yo he cambiado bastante desde entonces.
    Las visitas van viento en popa, tuve dificultades con el contador antiguo. Cuando se acerco a las 100 mil empezó a echar humo…y desapareció, bueno tenemos este nuevo que pinchándolo se pueden ver cosas curiosas.
    Creo que he conseguido recuperar todos los post que antes no aparecían, ahora ya se ven todos.
    Yo mañana salgo de viaje y estaré unos días fuera, es posible que donde voy no pueda conectarme a Internet, ya te contaré.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Visitas al blog en los últimos ocho días
    SPAIN 1132
    MEXICO 313
    PERU 198
    ARGENTINA 176
    CHILE 171
    Venezuela 134
    United States 121
    COLOMBIA 109
    PANAMA 45
    United Kingdom 28

    ResponderEliminar
  4. Bueno, esto está mejor.
    Si estoy de acuerdo con Javier he tenido que mirar dos veces para reconocerte... Bueno Yolanda no tiene conexión, pero se lo pienso contar esta noche.

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. ¿La foto es en la calle perales?
    ¿Qué edad tenías?, se te ve muy jovencito.

    ResponderEliminar
  6. Blas, tenías que haber dado un premio al visitante 100.000, ¿no hay forma de saber quien ha sido?

    ResponderEliminar
  7. Jesús, la foto está hecha en la terraza de la casa de mis padres de la calle Perales y debía tener aproximadamente 20 años.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Jesús, no se quien ha sido el visitante que leyó el número 100.000...pero lo que si podemos saber, todo el que pinche las entradas, es de que país son las últimas 20 visitas, y te puedo decir que son ya más de 50 los que tengo controlados… Eslovaquia, Eslovenia, Norvay, Indonesia…

    ResponderEliminar
  9. Daniel Yáñez González-Irúnmartes, 29 julio, 2008

    Evelio, muchas gracias por compartir tus recuerdos. He de confesar que admiro y envidio esa manera tan clara y precisa que tienes de contar hechos pasados.
    Un abrazo y gracias nuevamente por la entrada de hoy.
    Paz y salud.
    Daniel.

    ResponderEliminar
  10. Daniel, te agradezco mucho tu felicitación y lo generoso que eres en tu comentario.
    Sabes, hoy he vuelto a sentirme triste nuevamente, ya que en mi memoria han aparecido los semblantes de algunas personas que yo quise mucho y las he vuelto a ver jóvenes y llenas de vida; ahora ya no están y solamente me queda el recuerdo de cómo fueron para mi.
    Un abrazo

    ResponderEliminar