miércoles, 29 de octubre de 2008

2095. UN LIBRO ESTUDIO DE EDITORIAL FILIUM: ¡NO QUIERO PENSAR! de Juan Pundik.


Juan Pundik, alegando ante el Comité de Peticiones del Parlamento Europeo

Juan Pundik


Noticias.info/ Algunas conclusiones que contiene este libro:

Nos encontramos ante una sociedad de masas obedientes que eligen no pensar, que delegan esa función en una minoría a cambio de diarias pócimas de narcótico que alivie el malestar incrementado por el vértigo provocado por la aceleración del cambio.

Los magos de la tecnología y de la ciencia creen que este tema no les afecta, que por haber llegado a la Luna o por estar preparándose para poner sus pies en Marte se constituyen en el motor del futuro. Les ha sido menos difícil llegar lejos que incursionar dentro de si mismos y aportar a la búsqueda de soluciones al malestar psíquico, a las adicciones, a la violencia y a la devastación generalizada que nos asola.

La trama social está rota, los vínculos afectivos están deteriorados, las relaciones laborales, de vecindad y de amistad se han diluido. La constitución de la pareja está obstaculizada o es efímera. La convivencia familiar es conflictiva hasta la violencia, la función del padre se ha debilitado y el individuo intenta escapar a su responsabilidad y al compromiso afectivo. Las consecuencias de la descomposición de la trama social intentan ser paliadas mediante una televisión rosa que consigue que las personas hablen de famosos como si de sus parientes se tratara.

Además de estos narcóticos televisivos los narcotraficantes, los legales y los ilegales, suministran dosis de sustancias destinadas a intentar, infructuosamente, disminuir la ansiedad, la angustia y la depresión: alcohol, tabaco, hachís, cocaína, heroína, anfetaminas, ansiolíticos, antidepresivos, tranquilizantes e hipnóticos para dormir. El resultado es infructuoso. Pero el costo es bajo y no requiere esfuerzo personal. No requiere pensar. No requiere saber.

El psicoanálisis es un proceso fecundo. Pero obliga a pensar en uno mismo, en el sentido de la vida, en el amor, los afectos y el deseo, en la vida de relación y en nuestros actos. Este libro propone un desafío, una respuesta a ¡NO QUIERO PENSAR!

En todas las sociedades y épocas históricas han existido adictos y adicciones. La búsqueda del placer, las paradojas del más allá del principio del placer y de la pulsión de muerte explican la entrega a esas experiencias. Pero esta sociedad en la que vivimos introduce una característica diferencial y esencial en el tema: es la sociedad en su conjunto la que se ha tornado adicta. Las excepciones confirman la regla.

¿Cuál es el malestar que genera pensar? ¿Por qué la actividad de pensar produce malestar? ¿Qué características tiene esta sociedad y esta época que plantean estas dificultades tan peculiares? Ha habido etapas, sociedades, culturas en las que los seres humanos crearon importantes escuelas y corrientes de pensamiento, vigentes hasta hoy. Otras, en las que la razón se oscureció y pensar fue, y continúa siendo, tipificado como delito severamente perseguido y castigado incluso con la muerte. Freud no se propuso crear una corriente o escuela de pensamiento. Sin embargo muchos movimientos psicoanalíticos han constituido firmes corrientes y escuelas de pensamiento que han caracterizado al siglo que finalizó y que se han renovado y se renuevan cotidianamente en el inicio del nuevo siglo que estamos inaugurando.

Pensar nos conduce a saber. ¡NO QUIERO PENSAR! es equivalente a ¡NO QUIERO SABER! El psicoanálisis es una búsqueda de saber. Una búsqueda del saber inconsciente. Ese saber evitado no es el del conocimiento tecnológico y científico sino saber de uno mismo que se intenta evitar mediante la mala televisión, las sustancias químicas y otros entretenimientos adictivos.

Es curioso que, en defensa de nuestra clínica, los psicoanalistas, continuadores de Freud y de Lacan, nos hayamos constituido en el baluarte del pensamiento filosófico universal heredero de Parménides, Platón, Sócrates, Aristóteles, Descartes, Kant, Hegel, Marx, Nietzsche, Schopenhauer, Kierkegaard y Heidegger.

Los psicoanalistas, en nuestra condición de continuadores de la epopeya de Sigmund Freud, tenemos la responsabilidad ética de salir a la calle y a los medios de comunicación e intentar hacernos entender por los que justamente son los que necesitan de nuestra ayuda, aunque no lo sepan. Mis intervenciones a través de los medios de comunicación, mis conferencias y ahora este libro intentan un esfuerzo en la que yo considero es la dirección adecuada al respecto.

Intentar transmitir lo que es el psicoanálisis, sus fundamentos, su funcionamiento, al profano, significa, para el psicoanalista, tener que renunciar a conceptualizaciones profundas, a sutilezas terminológicas y diferenciales y a disquisiciones eruditas. Pero la vida es para todos un camino lleno de renuncias, también para los psicoanalistas.

Los seres humanos no somos animales, ni superiores ni racionales. La constitución de nuestro aparato psíquico, del cual carecen los animales superiores, dividido en consciente e inconsciente, producida por el lenguaje simbólico, significó un salto cualitativo que separó a la especie humana de la animalidad de la que procedía.

A partir de las investigaciones con animales, se intentan extraer conclusiones acerca del funcionamiento psíquico, las emociones, los afectos y el lenguaje humano. El hecho de que estemos constituidos en un 90% por agua no permite extraer conclusiones acerca del funcionamiento psíquico del ser humano analizando agua.

El lenguaje no es un producto de nuestra mente ni de nuestro cerebro. Es una herramienta de múltiples usos que nos transmiten nuestros padres como agentes de la cultura. Con el lenguaje entramos en el orden normativo, en las costumbres, tradiciones e historia para constituir parte de ellas.

La antropología es la historia de los seres humanos como especie. La anatomía no es nuestro destino y el psicoanálisis constituye una historización del sujeto que puede permitirnos ser un poco más dueños de ese destino.

Fuente : Filium (noticias.info)



LOS LIBROS DE JUAN PUNDIK
LIBRERIAS DE ESPAÑA Y
PARADOX Santa Teresa 2 28004 Madrid 91 700 40 40
XOROI- Carrer de Berlinés 20- 08022 Barcelona-
93 211 6921
TERAN-Andrés Mellado 63-28015-Madrid-91 543 8232
Editorial FILIUM: filium@arrakis.es
1 ¡NO QUIERO ESTUDIAR!
2 ¡NO QUIERO PENSAR!
3 ¡NO QUIERO COMER!
4 ¿QUE ES EL PSICOANÁLISIS?
5 LAS FUENTES JUDAICAS DEL PSICOANÁLISIS
6 EL NIÑO HIPERACTIVO
7 PROZAC ¿SI o NO?
8 LA VIDA MEDICADA
9 MEMORIAS DE UN NIÑO JUDÍO
LIBRERÍAS DE ARGENTINA Y
LETRA VIVA-Coronel Díaz 1837 (1425) CABA 4825 9034
VIVILIBROS viviana@vivilibros.com 4861 8253 (Bs.As.)

 

Los posts más leídos en el blog "atletismo y algo más"

#Resultados y #Fotografías del “Rock 'n' Roll Madrid Maratón, celebrado el 28 de abril de 2013

10818. #Atletismo. Darya Pischálnikova, subcampeona olímpica de disco en Londres 2012, sancionada con diez años de suspensión tras dar positivo por la sustancia prohibida Oxandrolona

10817. Lorenzo Milá, corresponsal de TVE en Washington D.C. (Estados Unidos), y Blas García Marín en la puerta de la Casa Blanca

10789. #Vida. Mercedes Pérez Fernández y Juan Javier Gérvas Camacho han publicado el libro “Sano y salvo (y libre de intervenciones médicas innecesarias)”

10788. #Atletismo. Publicado por la Escuela Nacional de Entrenadores (ENE) el CD Rincón del Entrenador 31 y 32

1823. Conferencia de Juan Pundik en la Biblioteca del Campo Freudiano en Bilbao. “La hiperactividad: una vida medicada”

862. NOTICIAS DESDE VALENCIA: CONTRA EL PROZAC Y LA MEDICALIZACION DE LA INFANCIA‏. Votaron PP y PSOE en contra, e IU a favor

413. El Psicoanalista Juan Pundik, dará una Conferencia, el jueves 5 de junio, a las 20.00 horas, sobre “HIPERACTIVIDAD, Familia Contemporánea”

0000. Intervención del psicoanalista Juan Pundik en Bruselas el 24/11/2007



Número
Nombre y apellidos
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16



Número
Nombre y apellidos
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21

2 comentarios:

  1. Como te lo curras Blas.
    En serio.
    Mira que me entero de cosas en estos blogs tuyos.

    Un saludo.-

    ResponderEliminar
  2. Hurano, te agradezco mucho que reconozcas mi dedicación.
    Un saludo

    ResponderEliminar