domingo, 18 de diciembre de 2011

9538. Raúl Zambrana Romero se despertó con la pierna izquierda amputada bajo la rodilla, ahora se ha fijado participar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016

Raúl Zambrana Romero
Foto: C. Díaz (http://www.elmundo.es)


Albert Einstein decía que hay «una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica. La voluntad». Esta cita resume la trayectoria de aquellos deportistas con discapacidad que se imponen a la adversidad con grandes dosis de esfuerzo y espíritu de lucha para llegar a lo más alto. A través del deporte, deficientes visuales, amputados o parapléjicos demuestran que la perseverancia convierte sueños en triunfos y que la ilusión y el afán de superación no conoce límites ni barreras.
Raúl Zambrana Romero tuvo que reinventar su vida con 31 años, cuando subido en su moto sufrió un accidente de tráfico en 2007. Tras pasar siete días en coma, se despertó con la pierna izquierda amputada bajo la rodilla y dos nervios del hombro derecho seccionados que le redujo la movilidad. Pero este malagueño no se encerró en su habitación y cambió postración por lucha y ambición con el deporte como vía de escape.
«Fue un palo duro, necesitaba tiempo para digerir la situación, pero no quería ser sólo un joven prejubilado con una baja por incapacidad», relata. El paratriatlón le sirvió como impulso para salir adelante, convirtiéndose en pocos meses en un prometedor talento de este deporte. Su entusiasmo crecía cada día tras conocer por Internet la vida de atletas consagrados como Óscar Pistorius y Sara Reynolds. «Quería una pierna de correr como la que llevaban, pero costaba 7.000 euros y no podía permitírmelo», recalca.
En Ortopedia Poyatos le consiguieron la prótesis de tecnología punta para cumplir su reto. Su primera aventura fue el pasado mes de abril en el ICAN Marbella, una dura prueba que equivale a medio Ironman: casi dos kilómetros nadando, 90 en bicicleta y 21 de carrera a pie. Desde entonces, su trayectoria ha sido meteórica.
Participa en la categoría de TRI 3, en la que sus corredores tienen un miembro inferior amputado y uno superior limitado, aunque ahora le han pasado a TRI 5 (discapacidad en una pierna). Este verano ganó la Dextro Energy de Madrid, una prueba mundial, y también quedó campeón de España. Consciente de su rápido crecimiento y margen de mejora, se ha fijado participar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, año en el que esta disciplina será oficial. Pero su principal rémora es el apoyo económico: «Hace falta un patrocinador fuerte para poder realizar competiciones profesionales».
Traslada su optimismo a hospitales y colegios para inyectar ánimo a quienes han vivido una situación similar. «Siempre les digo que la vida te cierra puertas, pero al mismo tiempo, te abre otras muchas», apostilla...



Los posts más leídos en el blog "atletismo y algo más"

9538. Raúl Zambrana Romero se despertó con la pierna izquierda amputada bajo la rodilla, ahora se ha fijado participar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016

9537. Isaías Díaz Peña, director de Corricolari: “He vivido todas las maratones MAPOMA, de Madrid y han ido cambiando tanto en calidad como en cantidad”