Mostrando entradas con la etiqueta Recuerdos año 1965. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Recuerdos año 1965. Mostrar todas las entradas

martes, 25 de septiembre de 2007

Recuerdos año 2007. #Atletismo. 430. Eran las siete de la mañana, del día dos de septiembre del año 1965, cuando mi padre y yo caminábamos en silencio por la calle Barón del Solar

Mi padre me lleva en bicicleta, plaza de Fuente Álamo, año 1950


1. De Fuente Álamo a Getafe

Eran las siete de la mañana, del día dos de septiembre del año 1965, cuando mi padre y yo caminábamos en silencio por la calle Barón del Solar de Fuente Álamo, Albacete, en dirección a la Plaza del Ayuntamiento.
La mañana era fría, el verano ya podíamos considerarlo casi acabado, y una fresca brisa acariciaba nuestros rostros.
Mi padre me dijo: abrígate y cierra la boca, no vayas a resfriarte. Para él la mayoría de los males entraban por la boca, de tal manera que cuanto más tiempo la tuviera cerrada, menos peligro correría.
Unos minutos después, en la “Ontureña”, iniciamos la primera etapa de nuestro viaje, que acabaría en Albacete.
En Albacete cogimos el tren, que nos llevó hasta la estación de Atocha, de Madrid.
Una vez en la capital, ya de noche, subimos a una camioneta que la llamaban “El Adeva” y que nos dejó en nuestro punto de destino: Getafe.
Nada más poner pie en tierra nuestros pasos se dirigieron a la calle Villaverde, a una pensión donde el señor Alejandro y la señora Elena, los dueños, nos estaban esperando.
Yo había elegido Madrid, para trabajar y vivir, porque, según me habían contado, era la ciudad donde más facilidades tendría para poder desarrollar mis aptitudes deportivas. Que a mi me parecían muchas.
El deporte que me apasionaba, y por el que abandoné el pueblo, era: el Atletismo…
…Han pasado casi cuarenta y dos años y ahora, próximo a iniciar una nueva etapa en mi vida, he decidido contar en esta página, algunas de las vivencias que he tenido y que he compartido con muchos amigos.
Estoy seguro que a medida que os las vaya contando, y los recuerdos de los momentos felices que hemos pasado en el atletismo vuelvan a vuestros corazones, las personas que aludiré, y que han compartido conmigo el Club Atlético Getafe, no se quedarán quietas, participarán activamente en recordar y en volver a vivir juntos los momentos de felicidad que tuvimos.
De esta manera podremos volver a reunirnos, todos aquellos que durante tantos años hemos construido el Atletismo de Getafe.


3416. Dionisio Marín Castillo (mi tío), de Fuente Álamo, Albacete. Cabeza del Buey, Badajoz, 28/05/1937

1811. Blas García Marín, “Jurando la Bandera Española”, en el Pinar de Antequera de Valladolid, 20 de abril del año 1969

1745. En la calle Barón del Solar de Fuente Álamo, mi abuelo Blas, padre de mi padre, le había dejado un trozo de bancal que tenía junto a la casa...

1668. Blas García Marín, en la Marathon de New York City, el 06 de noviembre del año 1994

1661. En la “cuadra del boina” estaban Pedro Molero, Adolfo Gutiérrez, Arturo Santurde, Ángel Santana, Pepe Verón (el Maño), José Luis García…

1010. Pepita y Sacra Tárraga Marín, primas de Blas, en el “Mesón el Álamo”, de Fuente Álamo, Albacete, 13/06/2008

Recuerdos año 2007. #Atletismo. 430. Eran las siete de la mañana, del día dos de septiembre del año 1965, cuando mi padre y yo caminábamos en silencio por la calle Barón del Solar


Número
Nombre y apellidos
1
2
3
4
5








miércoles, 5 de septiembre de 2007

@3. Hay enfermedades de las que no hay que tratar de curarse


MAPOMA, 26 de abril de 2009

En la primavera del año 1964, hice mi primer viaje a Madrid, en compañía de mi tío Ramiro, hermano de mi padre, y de su hijo, mi primo Loren.
Vinimos de turismo, eso es por lo menos lo que yo recuerdo que hicimos.
Visitamos el Escorial y el Valle de los Caídos, entre otros lugares turísticos.
Mi tío era el Secretario del Ayuntamiento de Fuente Álamo y estaba muy enterado de la realidad social de la España de los años sesenta.
Un pensamiento llevaba bastante tiempo rondándome en la cabeza, este era el de comprar un cronómetro que marcara décimas de segundo.
Cuando llegaba a mis manos un periódico y veía los resultados de las carreras, estos siempre venían reflejados en décimas.
Hubo que esperar bastantes años, hasta que los tiempos se tomaron en centésimas, con los cronógrafos digitales.
Unos meses antes de viajar a Madrid, escribí cartas a algunas relojerías de la capital, pidiéndoles información sobre cronómetros y precios. No era tarea fácil, ya que la mayoría de ellas tenían muy buen surtido en relojes, de todos los precios, pero en cronógrafos nada de nada. La generalidad no me ofreció ninguno y la que lo hizo me intentaba colocar artilugios de escasa fiabilidad.
Cuando ya casi se habían agotado mis esperanzas, recibí una carta de la Relojería Hispano Suiza, que tenía su domicilio en la Gran Vía de José Antonio (actualmente Gran Vía). Me ofrecían un modelo que se ajustaba perfectamente a lo que yo quería: lectura en décimas de segundo y además era el modelo oficial que utilizaban los jueces de la Federación de Atletismo.
También había conseguido las señas de una librería especializada en Libros de Deporte, me hacía mucha ilusión empezar a adquirir conocimientos sobre atletismo.
Nos alojamos en un Hostal del centro, y en la primera ocasión que tuve convencí a mi tío y a mi primo para que me acompañaran a la Relojería y a la Librería.
Feliz y contento estaba yo con el cronometro en el bolsillo y los libros en mi cartera, cuando al día siguiente volvíamos a Fuente Álamo.
Recuerdo que mi padre al verme tan eufórico le dijo a mi madre: hay enfermedades de las que no hay que tratar de curarse, porque solamente ellas nos protegen de otras más grandes.
Año 1965: En la ciudad de Barcelona, durante los días 4 y 5 de septiembre, se celebró el encuentro de atletismo entre España y Suiza. La puntuación final fue de empate a 106 puntos. Alberto Esteban venció en la prueba de 800 metros lisos con un tiempo de 1.50.4.
 
ENLACES:

5140. Yelena Isinbayeva pensó que su entrenador estaba "loco" cuando le dijo que llegaría a 5 metros.

5139. Yelena Isinbayeva, la última premiada en llegar a Oviedo. LA SALTADORA DE PÉRTIGA RUSA RECIBIRÁ ESTE VIERNES EL PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS.

5138. Yelena Isinbáyeva: "La pértiga femenina ha dado mucho glamour a un deporte femenino y bello". Tiene 27 récords mundiales en salto con pértiga.

4932. Yelena Isinbayeva gana en Shangai con un salto de 4.85 metros. Intentó en tres ocasiones saltar 5.07 metros, sin lograr pasar el listón.

4860. Yelena Isinbayeva: Solo el cielo es mi límite. Entre felicitaciones, sonrisas y aplausos su entrenador reiteró: podrá llegar a 5,20 metros.

6. Nos alojamos en un Hostal del centro, y en la primera ocasión que tuve convencí a mi tío y a mi primo para que me acompañaran a la Relojería.

miércoles, 29 de agosto de 2007

@2. La maleta de madera


Aeropuerto de Berlín

La habitación que me habían asignado tuve que compartirla con Vicente, un deportista que acababa de fichar por el equipo del pueblo. Por este motivo le habían conseguido trabajo en la fábrica Uralita.
Dejé, encima de la cama, la maleta de madera, que cuatro años antes me había hecho el carpintero de mi pueblo, para viajar a Barcelona. Era igual, del mismo estilo, que las que habían utilizado mis paisanos, los emigrantes que viajaron en la posguerra a Francia, Alemania, Suiza, Holanda…
Estaba contento y emocionado. Deseando reconocer los alrededores de mi nuevo domicilio. Le dije a mi padre que me iba yo solo a dar una vuelta, que no tardaría. Convencido de que mi capacidad de orientación era buena y no tendría ninguna dificultad para volver pronto.
Me equivoqué. Me perdí y no fui capaz de encontrar el camino de vuelta. Durante más de una hora estuve deambulado por unas callejuelas escasas de iluminación, extraviado, despistado.
Salieron a buscarme, me encontraron cerca de allí, en la Plaza del General Palacios, junto a una fuente que ya no existe.
Fue la primera lección que recibí. Me dije: Blas, esto no es Fuente Álamo, es mucho más grande, tendrás que cuidar por donde vas, estar atento, aquí todo es diferente.
Me dormí enseguida, cansado, pensando en que al día siguiente habíamos quedado con un atleta, un corredor del equipo del Real Madrid. Mi padre le había conocido, en su anterior viaje a Getafe, uno de los días que terminó su entrenamiento junto a la que sería nuestra casa. Le contó lo ilusionado que yo estaba con el Atletismo y lo que disfrutaba corriendo. Él se ofreció, enseguida, a hacerme una prueba, para valorar mis cualidades y ver si podía llevarme a su equipo…

…La fotografía que publicamos hoy es una de las más emblemáticas del Club Atlético Getafe. Está hecha el 24/01/1974, después de correr, en la Casa de Campo, de Madrid. En ella aparecen 55 atletas, el delegado y el entrenador. ¿Sabríais los nombres?
El fotógrafo fue Francisco Núñez Arcos (Núñez). Yo soy el primero por la izquierda, el de la barba.
Me gustaría que escribierais en el Blog diciendo quienes son los atletas.
Hasta la semana que viene.
Blas

Año 1965: el 21 de septiembre, en Pilsen, Checoslovaquia, Mariano Haro consiguió un triunfo extraordinario en la prueba de 5.000 metros. Con una marca de 14.4.4 batió el record de la pista, que estaba en poder del legendario Zatopek.

ENLACES:

5139. Yelena Isinbayeva, la última premiada en llegar a Oviedo. LA SALTADORA DE PÉRTIGA RUSA RECIBIRÁ ESTE VIERNES EL PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS.

5138. Yelena Isinbáyeva: "La pértiga femenina ha dado mucho glamour a un deporte femenino y bello". Tiene 27 récords mundiales en salto con pértiga.

4932. Yelena Isinbayeva gana en Shangai con un salto de 4.85 metros. Intentó en tres ocasiones saltar 5.07 metros, sin lograr pasar el listón.

4860. Yelena Isinbayeva: Solo el cielo es mi límite. Entre felicitaciones, sonrisas y aplausos su entrenador reiteró: podrá llegar a 5,20 metros.

4843. Yelena Isinbayeva, nuevo miembro de la Comisión de Atletas Europeos. LA PRÍNCIPE DE ASTURIAS NO DEJA DE RECIBIR RECONOCIMIENTOS.

4. Dejé, encima de la cama, la maleta de madera, que cuatro años antes me había hecho el carpintero de mi pueblo, para viajar a Barcelona.

viernes, 24 de agosto de 2007

@1. De Fuente Álamo a Getafe


Blas en Berlín

Eran las siete de la mañana, del día dos de septiembre del año 1965, cuando mi padre y yo caminábamos en silencio por la calle Barón del Solar de Fuente Álamo, Albacete, en dirección a la Plaza del Ayuntamiento.
La mañana era fría, el verano ya podíamos considerarlo casi acabado, y una fresca brisa acariciaba nuestros rostros.
Mi padre me dijo: abrígate y cierra la boca, no vayas a resfriarte. Para él la mayoría de los males entraban por la boca, de tal manera que cuanto más tiempo la tuviera cerrada, menos peligro correría.
Unos minutos después, en la “Ontureña”, iniciamos la primera etapa de nuestro viaje, que acabaría en Albacete.
En Albacete cogimos el tren, que nos llevó hasta la estación de Atocha, de Madrid.
Una vez en la capital, ya de noche, subimos a una camioneta que la llamaban “El Adeva” y que nos dejó en nuestro punto de destino: Getafe.
Nada más poner pie en tierra nuestros pasos se dirigieron a la calle Villaverde, a una pensión donde el señor Alejandro y la señora Elena, los dueños, nos estaban esperando.
Yo había elegido Madrid, para trabajar y vivir, porque, según me habían contado, era la ciudad donde más facilidades tendría para poder desarrollar mis aptitudes deportivas. Que a mi me parecían muchas.
El deporte que me apasionaba, y por el que abandoné el pueblo, era: el Atletismo…
…Han pasado casi cuarenta y dos años y ahora, próximo a iniciar una nueva etapa en mi vida, he decidido contar en esta página, algunas de las vivencias que he tenido y que he compartido con muchos amigos.
Estoy seguro que a medida que os las vaya contando, y los recuerdos de los momentos felices que hemos pasado en el atletismo vuelvan a vuestros corazones, -cerebros-, las personas que aludiré, y que han compartido conmigo el Club Atlético Getafe, no se quedarán quietas, participarán activamente en recordar y en volver a vivir juntos los momentos de felicidad que tuvimos.
De esta manera podremos volver a reunirnos, todos aquellos que durante tantos años hemos construido el Atletismo de Getafe.
Un abrazo muy fuerte para todos.
Blas
 

Los posts más leídos en el blog "atletismo y algo más"

#Resultados y #Fotografías del “Rock 'n' Roll Madrid Maratón, celebrado el 28 de abril de 2013

10809. #Sociedad. Rufino Paz Neira, internista del hospital de Getafe: “Mis enfermos están citados y a algunos les conozco de muchos años”

10808. #Atletismo. Javier Guerra Polo, campeón de España de maratón, participará el domingo 12 de mayo en la Sanitas MARCA Running Series de Segovia

10804. #Atletismo. #Resultados Campeonato de España de Clubes 2013: División de Honor y Primera División (hombres y mujeres) 

5138. Yelena Isinbáyeva: "La pértiga femenina ha dado mucho glamour a un deporte femenino y bello". Tiene 27 récords mundiales en salto con pértiga.

4932. Yelena Isinbayeva gana en Shangai con un salto de 4.85 metros. Intentó en tres ocasiones saltar 5.07 metros, sin lograr pasar el listón.

4860. Yelena Isinbayeva: Solo el cielo es mi límite. Entre felicitaciones, sonrisas y aplausos su entrenador reiteró: podrá llegar a 5,20 metros.

4843. Yelena Isinbayeva, nuevo miembro de la Comisión de Atletas Europeos. LA PRÍNCIPE DE ASTURIAS NO DEJA DE RECIBIR RECONOCIMIENTOS.

4818. Yelena Isinbáyeva planea batir su propio récord mundial en Salónica, Grecia, el 12 de septiembre y, si no lo consigue, en Shanghái o en Daegu.

1. Eran las siete de la mañana, del día dos de septiembre del año 1965, cuando mi padre y yo caminábamos en silencio por la calle Barón del Solar.

sábado, 31 de octubre de 1970

10389. Mi primer contacto con una pista de atletismo en Madrid, fue en las instalaciones del SEU de la Ciudad Universitaria

Carrera de 400 metros lisos, por la calle 1 Blas
Foto: Velasco



7. Podíamos correr descalzos por la hierba

Fernández fue mi primer entrenador, si bien es cierto que durante muy poco tiempo. Él me dio el primer plan de entrenamiento escrito que tuve, el cual me pareció un regalo muy apreciado. Tuve muchas dificultades para poder realizar los tiempos tan exagerados que me había marcado. Las recuperaciones eran muy cortas y la intensidad de ejecución muy grande para un joven con unas facultades físicas como las mías. Enseguida me di cuenta de que no podría cumplirlo.
Me encanta entrenar, cuando corro experimento momentos de bienestar, alegría, júbilo, sobrecogimiento como quien escucha una buena pieza de música. El correr ha sido y es para mí una pasión que no ha envejecido con el paso del tiempo.
Yo era un chico bastante delgado y mi madre consideró que tendría que comer mucho para poder aguantar el ritmo de vida que llevaba: el trabajo diario y el entrenamiento intensivo a que me estaba sometiendo.
Habíamos traído almendras de Fuente Álamo, que mi padre partía en una piedra con un martillo.
Así es que yo empezaba las mañanas con un buen plato de almendras rociadas con abundante miel. Que recuerdos más agradables tengo todavía de aquellos ricos desayunos.
Por las noches cuando me iba a dormir también era costumbre tomar lo que llamaban “un ponche”, que era un huevo batido con leche y azúcar. Este no me gustaba nada.
Mi primer contacto con una pista de atletismo en Madrid, fue en las instalaciones del SEU de la Ciudad Universitaria. Esta tenía 300 metros de cuerda.
Fuimos con el deseo de realizar un buen entrenamiento en una pista de ceniza, sobre una distancia bien medida. En aquel escenario competiría yo bastantes veces en los años siguientes.
Guillermo Ferrero Centeno, entrenador del club Maratón, estuvo observando mi entrenamiento y recuerdo que se me acercó y me dijo que estaba entrenando demasiado fuerte, que lo que yo estaba haciendo no había cuerpo que lo aguantara.
Efectivamente, enseguida tuve que dejarlo y no pude acabar aquella paliza tan descomunal que me estaba dando.
Tenía que intentar hacer lo que mi entrenador me había dicho. Yo, por entonces, no tenía ningún conocimiento de atletismo y creo, que Pedro consideró que el entrenamiento que hacía a mi me vendría bien. Creo que él sobre valoraba mis facultades.
El césped de la parte interior de la pista era una delicia. Podíamos correr descalzos por la hierba. Todos lo hacíamos. Estaba muy cuidado por Teodoro, que era el encargado de las Instalaciones.
En aquella pista conocí a Juan García Vicente y a Santiago Mora Ávila, del club Perelada.
Juan, con su personalidad carismática y sus ojos penetrantes, me propuso que fichara por ellos. En la temporada siguiente firmé por el club de Paco Perela.
Cuando volví a mi casa, entré en solemne meditación, recordaba todo lo que me había pasado y las múltiples experiencias que había tenido. Una poderosa lucha interior hizo que me cuestionara si me encontraba en el camino correcto y con las personas adecuadas. Sin embargo, para entonces, ya había dado mis primeros pasos en el atletismo madrileño, y una nueva etapa llena de ilusión y esperanza acababa de surgir en mi vida...

Juana Pablos Acosta (Juana), corrió los 42 kilómetros y 195 metros en la Maratón de Londres en 2 horas 50 minutos y 41 segundos, el 20 de abril de 1986.

31 oct 1965

Los posts más leídos en el blog "atletismo y algo más"

10389. Mi primer contacto con una pista de atletismo en Madrid, fue en las instalaciones del SEU de la Ciudad Universitaria

5492. Caminaba de pared a pared, con paso tenaz, inquieto, con las manos en la espalda, la cabeza hacia adelante, inmerso en sus pensamientos, sin molestarse en mirarnos ni hacer el más mínimo gesto que indicase que se había percatado de nuestra presencia

5475. Tuvo que pasar algún tiempo hasta que descubrí que aquel cronómetro, de 1964, no funcionaba bien cuando se corría con él en la mano

5445. Lo veía y no podía creerlo, el cronómetro se había parado en 10 segundos y 6 décimas. El récord de España, que tenía José Luis Sánchez Paraíso, de Salamanca, estaba en 10.4

5416. Nos alojamos en un Hostal del centro, y en la primera ocasión que tuve convencí a mi tío y a mi primo para que me acompañaran a la Relojería

5405. Dejé, encima de la cama, la maleta de madera, que cuatro años antes me había hecho el carpintero de mi pueblo, para viajar a Barcelona

5401. Eran las siete de la mañana, del día dos de septiembre del año 1965, cuando mi padre y yo caminábamos en silencio por la calle Barón del Solar

70. A mi abuela Serafina el trabajo se le acumulaba y no llegaba a tiempo de atender a sus diez hijos varones

69. Pidieron reunirse con Pedro de la Cruz, el Juez Árbitro, para proponerle que se cambiara la salida, que se corriera a favor del viento

68. Las piernas me pesaban como el plomo. Los brazos los movía sin control. La alegría de irme solo la pagué muy cara. Ya era tarde para rectificar

64. “El boina” nos había dicho que si no marchábamos bien nos descalificarían. El juez Arbitro Nacional Fermín Bracicorto, nos iba a controlar

61. Al estar situado cerca de la Ciudad Universitaria y del INEF, era el lugar idóneo, cuando no queríamos bajar a la Casa de Campo

54. El bigotes ganó la partida y el Campeonato. El premio que obtuve fue un tablero de ajedrez que habíamos comprado entre todos los participantes

53. No quería nada más que correr frenéticamente hasta no poder más, enfrentándome a la soledad y a la reflexión del atleta que trabaja muy duro

52. A medida que el tiempo iba pasando la fatiga aumentaba y el cansancio se apoderaba de nosotros, pero teníamos que continuar como pudiéramos

41. Muchos rostros nos dejan una profunda huella y otros nos son totalmente indiferentes. Para mí Carlos Pérez de Guzmán fue una persona excepcional

38. Había un jugador que me tenía realmente fascinado, este era el cubano Capablanca, que se había proclamado Campeón Mundial en el año 1921

27. Me fui a dormir con la cabeza muy revuelta. Estaba convencido de que acaba de hacer historia, la historia de mi vida

25. No me voy a ir de CESA, como tampoco me he ido de CASA. Me llevaré muchos agradables recuerdos que espero me acompañen durante toda mi vida

24. Conseguimos un acercamiento que se rompió con la distancia y los nuevos compromisos y responsabilidades que yo adquirí en mi nuevo destino

23. Seguí bajando a entrenar al SEU y al INEF, ahora con más asiduidad, porque ya me sentía parte de un grupo que me arropaba y ayudaba

22. En la calle Barón del Solar de Fuente Álamo, mi abuelo Blas, padre de mi padre, le había dejado un trozo de bancal que tenía junto a la casa

20. En la “cuadra del boina” estaban Pedro Molero, Adolfo Gutiérrez, Arturo Santurde, Ángel Santana, Pepe Verón (el Maño), José Luis García…

19. Que abráis vuestros álbumes y me enviéis aquellas fotografías que guardáis como pequeños tesoros

15. Han pasado más de cuarenta años desde aquella primera visita al Cerro de los Ángeles. Atravesar la carretera de Andalucía no nos supuso dificultad

14. Tuvimos que enfrentarnos contra la indiferencia e incomprensión de la sociedad española de los años sesenta y setenta, nos llamaban locos